Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen Capítulo 1

Esta secuela de Ao no Exorcist no es precisamente una secuela de la serie anterior que se estrenó hace seis años. Resulta que los últimos episodios de aquella serie no eran una adaptación del manga ya que la autora de éste publicaba los números cuando le daba la real gana. Naturalmente, los encargados de la serie tuvieron que inventar un final apresurado para concluir la serie, ¿o acaso estaban esperando que los tipos se quedaran de brazos cruzados y pausaran el anime? No, eso en el mundo del anime no pasa.

Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen manga

A-1 Pictures volvería a la carga seis años después con una adaptación que prometía ser fiel al manga, y que por tanto ignoraría esos últimos episodios que los guionistas del anime tuvieron que escribir sobre la marcha. Dichos cambios generarían bastante conclusión, porque quienes hubiesen visto la serie original se quedarían con la sensación de «esto ya lo he visto».

Animación cinco estrellas

Se nota que estamos en 2017. La animación es excelente, con un estilo muy similar al de Zankyou no Terror tanto en diseño de personajes como iluminación, sombras y escenarios. No puedo hablar sobre qué tan fluidos son los combates ya que prácticamente no hay ningún combate real en este episodio. Me gustó bastante la animación del ending, aunque la canción era algo… meh. La banda sonora está claramente sobre la media, al igual que la temporada anterior, aunque por ahora sólo pudimos oír un par de melodías.

Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen

Guión que provocará risas no intencionales

Ya desde los primeros minutos intentan dejarnos claro que los dos hermanos tienen personalidades opuestas pero se les ha ido un poco la mano. En sólo un par de minutos ya nos meten dos situaciones en las cuales uno interrumpe al otro para dar su versión de los hechos basado en su personalidad. Tienen diferentes formas de ver las cosas, bien, ya me quedó claro a la primera. Y, típico, ya se empiezan a pelear.

Es bastante cómica la escena en que Toudou patea por detrás a Yukio y dice «ya que me descubrieron…» ¡pero si tú te has descubierto solo, imbécil! Si no lo hubieras atacado nadie se habría dado cuenta de que eras un demonio. Naturalmente, como todo buen villano, Toudou procede a contarle la historia de su vida cuando inmoviliza a Yukio, como si a alguno de los presentes le importara. Esta galería de villanos tendría que buscarse un psicólogo al que contarle todas sus motivaciones y lo que hicieron cuando eran jóvenes porque ni al público ni a los demás personajes de la serie les importa.

Se les ha ido la mano con el drama

No falta la escena en la que uno de los protagonistas tiene que enfrentar una situación complicada y vemos un flashback de cómo él no pudo hacerlo cuando era pequeño por la causa que fuera, mientras oye voces de fondo, en este caso las del monólogo de Toudou. Yukio acaba anteponiénose a la situación, en una escena que nos hace pensar que terminará convirtiéndose en lo que Toudou le dijo.Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen

Después sigue una escena ridícula en la cual Rin grita a los cuatro vientos que superará a su hermano, porque… bueno, porque a alguien se le ocurrió que sería muy dramático y que así podrían plantear la rivalidad existente entre ellos, por si a alguien aún no le había quedado muy claro. Para colmo todo esto está acompañado de cámara lenta y música súper épica, como si estuviéramos ante la revelación de la temporada o en la batalla final de la serie, pero no es más que un hermano yendo a buscar un ojo para protegerlo de los malos mientras el otro se queda… ¿en serio hacía falta intentar hacer todo tan dramático?

Monólogos internos y demás cosas innecesarias

Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen

Escuchar los pensamientos de los personajes generalmente me parece innecesario, aunque sea algo típico de anime, mangas y cómics. Por lo general es un recurso bien utilizado con personajes cuyo rostro no podemos ver (por ejemplo, Spiderman), pero cuando se usa para expresar algo que ya podemos ver en pantalla me parece innecesario. Hay una escena en un tren en la que Shiemi ve a Rin sentado y ella no puede hablar. Se queda paralizada y no logra formar ninguna palabra. Por alguna razón, oímos lo que piensa el personaje, y lo que piensa es: «tengo un nudo en la garganta, no puedo hablar, ¿por qué?», oh, claro, porque de esto no me había dado cuenta. ¿Cón qué necesidad lo hacen si ya es requete obvio por la expresión facial y el lenguaje corporal de Shiemi? Lo más gracioso es que inmediatamente después entran en escena los demás secundarios y Ryuuji tiene una reacción parecida, pero de él no oímos ningún pensamiento (como debió haber sido en el caso anterior).

El curioso caso de no responder las dudas del espectador

Crítica de Ao no Exorcist Kyoto Fujouou-hen

Rin, interpretando a la audiencia, pregunta una y otra vez qué es esto de los ojos izquierdo y derecho, ya que todos parecen saber de qué se habla excepto él y el público… pero una y otra vez ignoran su pregunta o pasa algo y es interrumpido, de modo que no nos contestan hasta el momento en que la revelación pueda causar mayor impacto, en el briefing cuando aparece todo el escuadrón… ¡qué conveniente!

Entiendo que la mayoría de sus compañeros le tengan desconfianza porque él es mitad demonio y para colmo hijo de Satán, pero según como yo lo veo, ¡la última vez que se vieron les salvó el culo a todos! ¿No podrían ser un poco más agredecidos? Suguro intenta justificarse diciendo que las llamas azules se usan para matar y que hace 16 años estas mismas llamas se usaron para matar a los monjes, pero más de una vez hemos oído a este mismo personaje hablar sobre asesinar a otros… supongo que utiliza una vara distinta según la situación que tenga enfrente, porque a veces matar está bien y otras no.

Conclusión
En fin, el primer capítulo de la nueva temporada de Ao no Exorcist es más de lo mismo. Si te gustó la primer temporada del anime, entonces seguramente te vaya a gustar esta, porque tiene todos los elementos de la anterior pero además le suman excelente animación. Si, por el contrario, no te gustó la primer temporada, lo más probable es que tampoco vaya a gustarte esta. Abrir paréntesis: a bastante gente no le gustó la primer temporada del anime ya que cambiaron el final e hicieron una "adaptación libre", se lo sacaron de la galera porque el anime alcanzó al manga y ya no había más material original. Si Este es tu caso y no te gustó la serie original porque es "infiel" al material original, entonces probablemente te vaya a gustar esta nueva temporada, cerrar paréntesis. Tiene todas las fortalezas y debilidades de la temporada anterior: gran animación, gran banda sonora, momentos épicos, diálogo insufrible, guión escrito por un niño de preescolar. Yo personalmente no tengo muchas razones para ver el siguiente episodio, no me ha gustado para nada.
Lo bueno
La animación, de lo mejor que he visto en los últimos años.
La banda sonora de Hiroyuki Sawano es impecable como siempre, aunque sea un refrito de trabajos anteriores.
Lo malo
Los personajes, además de ser clichés estereotipados que hemos visto mil veces, son insoportables.
El tono exageradamente dramático mezclado con toques de comedia barata hacen que el episodio sea lento y duro de ver por momentos.
El diálogo es insufrible, es imposible tomarse en serio las conversaciones entre personajes por lo estúpidas que son sus líneas.
3
Más artículos
Crítica de Sin Nanatsu no Taizai, las tetas demoníacas