Crítica de Code Geass, Death Note con mechas

Ojo, esta crítica de Code Geass no contendrá spoiler alguno. Ya que la trama de este anime es bastante complicada y hay muchos elementos de los cuales quiero hablar pero para hacerlo debería destripar toda la serie, he escrito otro artículo en el cual analizo la serie con spoilers por todos lados. Puedes leer ese artículo aquí, o también leer el análisis de la primer OVA que salió en 2012. Sin más preámbulo, comencemos.

La historia

El 10 de Agosto de 2010 según el calendario imperial, el Sacro Imperio de Brittania conquista Japón, convirtiéndose en uno de sus numerosos estados, en concreto el nº 11. Por ese motivo, desde ese momento a Japón fue llamado Área 11. Sus ciudadanos, desde ahora elevens, son obligados a vivir en guetos. Las pocas resistencias que hay resisten como pueden. Mientras tanto, uno de los príncipes de Brittania, Lelouch, deja su sucesión al trono al ver que su padre, el emperador Charles, no ha hecho nada por investigar la muerte de su madre en manos de unos terroristas, lo que ha supuesto la invalidez de su hermana, que ha quedado paralítica y ciega. Lelouch escapa a Japón con su hermana jurando que algún día hará pagar a su padre. Años después, Lelouch es un adolescente como otro cualquiera; ha dejado atrás su pasado aristocrático para ser un joven normal. Un día, se ve envuelto en un conflicto entre la policía imperial y la resistencia japonesa. En medio del revuelo conoce a una misteriosa chica llamada C.C., que le otorga un misterioso poder, el Geass, que hace que cualquiera que le mire a los ojos cumpla una orden suya. Con ese poder, Lelouch se convertirá en Zero, líder de la resistencia, e intentará eliminar a su padre por todo lo que le hizo. Y lo más importante, destruir Britannia.

En un principio, la historia parece poco novedosa. El príncipe exiliado que busca derrotar a su padre. ¿Ya he mencionado que es un aristócrata? ¿Y que es un príncipe? ¿Zuko, de Avatar, les suena? Por suerte el argumento del anime se las arregla para aproximarse mucho más a Death Note. Hay muchas batallas con mechas y explosiones y guerras multitudinarias, pero también un gran componente psicológico y de drama que, creo yo, mejorar infinitamente la nota de esta serie.

¿El fin justifica los medios?

La crueldad de la guerra

Algo que destaco del anime es un elemento que ya teníamos en Death Note, la pregunta de si el fin justifica los medios. Esto se reitera una y otra y otra y otra vez durante el anime, quizás hasta el punto de cansar un poco. Me gustó cómo en los primeros capítulos mezclaban el asunto, mostrándonos que no todo era blanco y negro, y que la realidad es gris. Sin embargo, todo esto a mi juicio acaba derrumbándose como un castillo de naipes en la conclusión. El anime intenta darnos una respuesta, mientras que en Death Note nosotros éramos quienes decidíamos qué era o no correcto, aquí no nos dan esa opción… o nos hacen creer que sí, más o menos hasta el final de la serie, donde resulta que ya no podemos elegir. Por supuesto, me explayaré más sobre esto en mi próximo análisis.

Los personajes

Los personajes principales están muy bien, de hecho los considero uno de los puntos fuertes de este anime. O el mejor. Tanto Lelouch como Suzaku están muy bien definidos. En todo momento tenemos bien claras sus motivaciones y sus acciones son coherentes con éstas, cada uno tiene una forma de ver la realidad y cree que lo que está haciendo está bien y lo que hace el otro, mal, pero es totalmente entendible por la historia que tienen detrás, la cual también está muy bien explicada sin necesidad de hacerla extremadamente enrevesada. Hay muchas comparaciones entre Lelouch y Kira, pero en realidad no son tan parecidos. Se los compara porque hay pocos protagonistas así (o sea, que no sea el típico buenazo). Lelouch siente, le importa al menos una persona que no sea él, se arrepiente de sus actos, sufre. Light Yagami nunca experimentó esto en toda la serie, excepto quizás en el final. Pero así como los personajes principales están muy bien, algunos secundarios dan pena. No sólo porque parezcan caricaturas (cito el ejemplo de Nina), sino porque algunos tienen mucho más protagonismo del que deberían. Especialmente en la segunda temporada, donde hay más huecos argumentales. Un ejemplo claro es Xingke, quien tose/escupe sangre más de cinco veces a lo largo de varios capítulos, obviamente por algún tipo de enfermedad que parece ser letal. Esto nunca se explica ni tiene relevancia en la historia.

Lelouch, sin un rival a su nivel

Algo en lo que todos están de acuerdo es en la falta de un antagonista que represente un rival intelectual para Lelouch. No lo hay. En todo momento Lelouch es superior, siempre es el más inteligente, y excepto en una ocasión, gana siempre. Lo siento, he soltado un spoiler. Si nos ponemos serios, este antagonista que a mi parecer la serie tanto necesita sí aparece, pero demasiado tarde, prácticamente en el final de la segunda temporada, y ya es muy tarde. No está a la altura, probablemente porque no le alcanza el tiempo para presentarse ante nosotros como alguien a quien temer o simplemente porque su personaje no tuvo el desarrollo que se necesitaba. Podríamos contar a Suzaku como antagonista, pero su relación con Lelouch es otra, además, es claro que Suzaku es un rival más “físico”, encargado así de luchar con Kallen la mayor parte del tiempo, pero no psicológicamente con Lelouch. Charles tampoco cuenta pues su función es la de ser el malo maloso y aparece muy poco, incluso menos que Ozai en Avatar (a que no adivinan, sí, también son personajes muy parecidos).

Lo no tan bueno

Relleno, ¿dónde?

Uno de los principales problemas de la serie es la obsesión del guionista por conformar a todos. Al más joven, al más romántico, al más violento, al más psicológico y al más calentón (porque sí, este anime tiene fanservice, pero de eso hablaré más adelante). Por eso mismo, el anime salta de momentos realmente extraordinarios (que podríamos coronar como algunos de los mejores momentos de la historia del anime) a otros que parecen meramente relleno. Pero espera, no es que parecen relleno, es que lo son. El capítulo “Ataque de amor” es un claro ejemplo de esto, vamos, si se veía venir hasta por el título. Ese capítulo tiene una escena reveladora, que dura menos de un minuto y es la última escena antes del ending. Es la única escena en la que ocurre algo, los otros 20 minutos son puro relleno, podrías saltártelo y no te darías cuenta de que te perdiste algo. Alguno podrá decir que en realidad este tipo de capítulos sirven para desarrollar a los personajes secundarios, pero… ¿acaso no podían hacer eso en un capítulo que influyera en la historia? Yo creo que sí. A esto, claro, hay que sumarle varios cambios de bando (sin hilar tan fino puedo contar tres, de los cuales hablaré en mi análisis con spoilers) que no tienen ningún sentido. No sólo son super forzados, sino que salen directamente de la nada. Y todos son hacia el mismo lado, además.

La animación

Hablemos un poco de la animación. El estilo de dibujo tiene un gran nivel, aunque no intenta ser realista en ningún momento. Claro, no es el primer anime en utilizar ese estilo de cuerpos sacado del mundo de Jack, donde los personajes son delgados y atléticos, con peinados imposibles, y las mujeres tienen un cuerpazo y unas tremendas tetas glándulas mamarias. Cada vez que tiene la oportunidad, el camarógrafo enfocará a las chicas de la serie en una posición comprometida mientras está manejando un Knightmare. Los enfrentamientos entre mechas están muy bien logrados y son los que tienen mayor calidad, claro que no por eso el resto de la serie está mal. Las conversaciones y escenas en la escuela no tienen la calidad de las mejores series de hoy, pero no por eso están mal. No hay bajones de calidad tampoco en los capítulos que parecen de relleno, ni parece que se hubieran quedado sin presupuesto en algún momento, como pasó con Evangelion y que se notó. Aquí eso no pasa, todos los episodios tienen la misma calidad.

¿La mejor banda sonora de la historia del anime?

¡All Hail Britannia!

La banda sonora no es buena. Es buenísima. Los temas, pese a que son muy cortos (la mayoría ni llega a los dos minutos), son espectaculares. Hablo que de son tan buenos que vas a tener que escucharlos por separado después de ver la serie. E irás por la calle cantando “All hail Britannia” y cantando ese tema que pronuncia mal todas las palabras en inglés pero es súper épico de todas formas. Los openings y endings no se quedan atrás.

Balance final

¿Acaso dijiste algo malo sobre Code Geass?

Terminemos, que me he ido por las ramas. Resumamos un poco. Cosas que han quedado muy flojas: la doble vida que lleva Lelouch. Al principio nos plantean que Lelouch tiene grandes amistades con los demás miembros del consejo estudiantil y por tanto deberían tener algún tipo de importancia esos capítulos completos dedicados a su vida en el colegio (nótese el sarcasmo), pero a medida que avanza la serie, en especial en el tramo final, esto se desintegra. Es decir, perdimos el tiempo ver esas amistades desarrollándose, pues no fueron a parar a ningún lado. Podríamos decir que fue relleno. En especial Milly y Rivalz. Y en general la segunda temporada se va por las ramas y comienzan a disparar hacia todos lados con temas del espacio tiempo y demás flipadas que hasta el momento no existían, robots invencibles que sólo pueden ser derrotados con un robot más invencible y unos cuantos cambios de bando y giros argumentales forzadísimos que no se los cree nadie. Aún así, esto se compensa con todo lo bueno mencionado anteriormente. Algo que explicaré en mi análisis con spoilers y que más de uno seguro pensará “¿cómo es que no ha hablado de esto?” es el final. Que no me ha convencido, no digo que no haya sido triste, sino que no pudo pasar lo que pasó por lo que pasó en ese momento que ellos querían que pasase.

Conclusión
Code Geass es un gran anime pese a que no sea perfecto. Tiene una animación espectacular, personajes principales muy bien desarrollados y con los que uno puede identificarse, una banda sonora que es de las mejores de la historia del anime y un guión muy inteligente que nos brinda conversaciones bien hiladas y giros muy interesantes la mayoría de las veces. Sí, tiene fanservice, huecos argumentales, clichés, relleno y algunos personajes insoportables, pero eso creo que es debido a la cantidad de capítulos de la serie. Si el anime hubiera sido más corto, sin dudas sería mejor. Aún así, por todo lo mencionado anteriormente, es uno de los animes que más he disfrutado. Es lo más parecido a Death Note que podrás encontrar en este ámbito, pero tiene suficientes puntos originales como para atraer a gente a la que no le haya gustado el anime de Kira y L. Incluso podríamos considerarlo el Game of Thrones del anime. Imperdible para todo aquel a quien le guste un buen guión, buenos personajes y los mechas.
Lo bueno
  • Los personajes principales.
  • La animación.
  • La banda sonora.
  • El argumento (la mayoría de las veces).
  • El dilema moral.
Lo malo
  • El comienzo de la segunda temporada.
  • Los capítulos de relleno.
  • Los huecos argumentales.
  • Los huecos argumentales (mencionado dos veces porque tiene muchos).
  • Incongruencias con el límite de poder del Geass.
  • El final en el que todo se resuelve mágicamente.
8.6
Genial
Guión - 8.6
Personajes - 8.7
Animación - 8.4
Banda Sonora - 9.3
Disfrute Personal - 8
Escrito por
Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Tú decides!

2 0

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.Required fields are marked *

Puedes usar estos códigos y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up