Naruto Gaiden [Análisis]

Autores: Masashi Kishimoto.
Fecha de salida: Junio 2015.

Género: Aventura, Acción, Shonen.

Esta será una review completa de los 10 números, los spoilers estarán ocultos de modo que si quieres comenzar a leer el manga “fresco”, sólo no hagas clic en el botón “mostrar” y listo, el resto de la review es totalmente libre de spoilers. Para quienes no lo sepan, este es un spin-off que se ubica cronológicamente después del final de Naruto, así que están advertidos sobre spoilers de la serie principal.




He seguido Naruto desde hace más de 6 años, me he devorado los tomos hasta llegar al número de cada semana, y ha sido el manga que he estado esperando semana a semana. Y después de haber pasado por tantas cosas buenas con él (y también malas, lamentablemente), pude ver cómo la calidad bajaba, y bajaba, y continuaba bajando en la saga de la Cuarta Guerra Ninja. Llegó un punto en que deseaba que acabara, porque ya no disfrutaba el manga de cada semana, lo sentía como una carga, como el manga que tenía que leer porque no iba a abandonar a los 600 y tantos capítulos. Y cuando finalmente llegamos al capítulo 700 y el manga terminó, no pude evitar tener sentimientos encontrados. Pese a que quería que terminara, el final me había dejado vacío, no era para nada satisfactorio después de haber alargado tanto la serie, y por sobre todo, ya no podía creer que la serie que me había acompañado durante años había desaparecido. Pese a que no lo considero el mejor manga jamás creado ni nada por el estilo, sí que Naruto había estado siempre conmigo, mis amigos y yo nos la pasábamos elaborando teorías sobre qué pasaría en el siguiente episodio, sobre quién era Tobi, sobre cómo sería la batalla final entre Naruto y Sasuke. Pero ya había terminado, y aunque a mi parecer el final había sido mediocre, sentía que la serie por fin había cerrado. Entonces recibí la noticia (un poco tarde, ya que había sido revelado antes de que terminara el manga) de que Masashi Kishimoto se pondría al frente de un spin-off de la serie protagonizado por Uzumaki Boruto, el hijo de Hinata Hyūga y el Séptimo Hokage, Naruto. Y lo vi venir venir desde entonces; Naruto iba a continuar, ya estaba confirmada Naruto The Last y Boruto The Movie, ahora un manga nuevo, una nueva adaptación al anime de dicho manga… ya veía venir a Naruto GT. Iban a estirar la serie sólo para aumentar las ganancias e iban a tirar por tierra todo lo que habían logrado durante 15 años (para ser justos, el último año de publicación casi lo logra). Yo fui el primero, y no el único, en decir que no leería el nuevo manga, pues arruinaría todo lo que era la serie original, y continué sin leerlo aunque me lo recomendaban mis amigos. Finalmente acabé enterándome de que los 10 números que habían salido serían recopilados en un sólo y único tomo, lo que quería decir que el spin-off terminaría allí, con sólo 10 capítulos. Contra todos mis instintos, hace tres días me rendí y leí Naruto Gaiden. Y, ¿qué fue de este manga? ¿Es el desastre que yo creí que sería, o logró sorprenderme? ¿Está a la altura del original, o aún mejor, logró arreglar el decepcionante final? Ya lo veremos en esta review.

Y después me dicen
que el manga no tiene relleno!

La historia comienza tiempo después de los sucesos narrados en el capítulo 700 del manga, por lo que los personajes principales son los hijos de Naruto y Sasuke. O eso es lo que nos hicieron creer, ya que aunque Boruto es quien aparece en la portada del tomo recopilatorio, la verdadera protagonista es Sarada Uchiha, la hija de Sasuke y Sakura. Al parecer la niña tiene las mismas dudas que tuvimos todos al ver su rostro; ¡no puede ser que sea hija de Sakura, si es igual a Karin, demonios! Sarada ve impasible cómo el resto de sus compañeros tiene una relación amistosa y de cariño con sus respectivos padres mientras que ella no ha visto al suyo nunca (al parecer, Sasuke se fue de la villa cuando ella aún era pequeña). Sarada ni siquiera sabe si éste lleva gafas como ella. Es imposible no trazar paralelismos con el primer episodio de Naruto aquí. Y el manga básicamente va de Sarada cuestionándose a sus verdaderos padres a partir de que descubre una foto montada en la cual Sasuke en realidad no está con su madre sino con los miembros de Taka; es allí donde se da cuenta de que Karin (que está junto a Sasuke) es muy parecida a ella y lleva los mismos lentes. Sarada irá a buscar a su padre para enterarse de su verdadero origen, acompañada de su insoportable amiga Chouchou y por el mismísimo Naruto.

Kishi ya le estuvo dando
a sus Kishidrogas!



Vemos cómo el manga no trata sólo de batallas intensas y ninjas que a esta altura ya podrían formar parte del equipo de los Vengadores, sino que es algo más personal y pasa de ser un shonen de acción a casi convertirse en un drama familiar. Cosa que le ha sentado bien y por las opiniones que he leído, a muchos les ha gustado. El único problema que encuentro con eso es que muchos han sido cegados por este hecho y se han olvidado de todo lo demás que nos transmite el primer episodio. Comencemos con los personajes. Sarada es la protagonista, sí, pero, ¿eso la vuelve un buen personaje? Ser el centro de la acción  no te convierte en un buen personaje. Pues Sarada es un buen personaje, de hecho es el personaje más interesante de todo el manga. El ser la hija de Sasuke y Sakura (o al menos eso es lo que suponemos) no la convierte en una fusión de ellos dos, ella es un personaje único, que duda sobre si convertirse en ninja o no, que desea tener un padre que esté ahí para ella, que adquiere una motivación importante que la hace moverse y actuar por sí misma, que tiene una personalidad parecida a la de Sasuke (piensa mucho pero habla poco, le cuesta sonreír, etc), pero es mucho más impulsiva que él, etc. Sarada es un gran personaje… es una lástima que tengamos que hablar también de los demás. Hablemos primero de los hijos, quienes son los “nuevos”, ya que a los demás ya los hemos visto en la serie tronco. Boruto, quien nos vendieron sería el protagonista, aparece sólo por unas pocas páginas, y es verdad que tiene cierto carisma que provoca que te caiga bien, pero el problema reside en que es una copia de su padre. No es un personaje único como Sarada, sino que es Naruto en los primeros capítulos de la serie. Joder, incluso hace lo mismo que hacía Naruto en los primeros capítulos de la serie. No se lo desarrolla mucho más, pero no parece tener una personalidad propia. Chouchou es la hija de Chouji, y es uno de los personajes más irritantes que he visto durante todo el año. Desde el comienzo del manga tiene la misma duda que Sarada y se cuestiona sobre si es en verdad la hija de Chouji y Karui. Esto desemboca en lo que creo que los japoneses consideran “humor”; Chouchou creerá que cada persona con la que se encuentre es su verdadero padre (si, me refiero a todos). No tiene ninguna personalidad, lo único que hace es preguntarle a la gente si es su verdadero padre, y le hace un comentario a Sarada sobre eso. La verdad no entiendo su inclusión en el manga, es el personaje más inútil que he visto en todo Naruto, se la podría reemplazar con una planta y probablemente la planta tendría más carisma. Sólo vemos a dos más; el hijo de Shikamaru y el hijo de Sai. Sería un poco injusto analizarlos ya que aparecen poquísimo, pero basta con decir que son caricaturas de sus padres. 

Spoiler

Lo peor sobre el personaje de Chouchou es que no hay resolución a su “arco” (si es que a eso se le puede llamar arco). Ella se la pasa los 10 números “buscando” a su verdadero padre, para volver a la aldea, ver de nuevo a Chouji utilizando su Jutsu de Control de Calorías (el cual hace que adelgaze e incluso parezca otra persona y entonces “oh, está todo bien, enséñame esa técnica, papá”.

#spoiler1 > div {display: none;} #spoiler1 > div:target {display: block;}

Pero, ¿qué pasa con los que ya conocíamos? ¿Kishi ha hecho un buen trabajo con ellos o también son sólo caricaturas de los originales? Pues Naruto es lo segundo mejor del manga. Algunos tenían dudas sobre su rol como Hokage ya que en el comienzo él quería ser reconocido por las personas que lo odiaban y lo relegaban; esto cambió después para proteger a su aldea, pero si no hay amenazas no hay necesidad de un kage o un shinobi haciendo que el puesto de hokage no tenga sentido, el rol de hokage se convierte en una oficina vacía carente de significado y recompensa monetaria, incluso si tu querías ver a Naruto convertido en hokage todo el asunto te da una sensación de “vacío”. Tengo que decir que no coincido del todo con esto (que era la postura de muchos fans), ya que Naruto parece haber crecido como persona (de hecho es el personaje que más cambia y “evoluciona” durante toda la serie), y ahora se comporta como un adulto, casi no hace bromas y se toma sus responsabilidades muy en serio. Aún así sigue siendo el personaje que todos los fans amamos, se roba cada escena en la que está con cada frase y expresión, es de lejos el personaje más carismático del manga. Y sonará raro, pero creo que incluso me gusta más esta versión de Naruto. Ha dejado de hacer chistes cada vez que entra en escena para ponerse más serio, pero aún así sigue siendo el personaje creativo, valiente, que se preocupa por los demás y responde a todo con una sonrisa que ha sido siempre. 

Analizar a Sasuke no es tan sencillo. Sigue siendo el personaje que “siempre tiene que estar serio porque la vida es dura y la he pasado muy mal, y mi hermano a muerto y yo tengo que estar serio porque la vida es triste”. En esto debemos decir que no ha cambiado en nada, aunque la verdad que al haberse “evangelizado” en el final de Naruto, ya no tiene ninguna frase destacable. No hay escenas que recordemos de él en este manga por sobresalir como personaje, habla siempre con cara seria, no expresa ninguna emoción durante los diez números y no tiene ni una frase encuadrable (recordemos que en la batalla final contra Naruto, da un discurso sobre la revolución y lo que para él significa ser Hokage, lo que él entiende como la paz y lo que hay que hacer para llegar a ella). Cumple, porque es Sasuke y es bueno verlo de vuelta, pero yo echo en falta algo más de camaradería con Naruto, ver más sobre la relación de él con Sakura, ver más de él interactuando con alguien, no sé. 

Sakura es el mismo personaje que era durante todo Shippuden. Seguirá teniendo su ejército de fans y su ejército de haters, ya que sigue siendo el mismo personaje bipolar a quien veremos en una página derramando lágrimas y a la otra gritando “Shanaroo” y aplastando a todo enemigo que se le interponga. La ames o odies, hay que destacar que las escenas en las que conversa con Sarada son más que destacables, y es que esos momentos dramáticos en los que vemos las relaciones entre los personajes son lo mejor de estos diez números. 

Spoiler

Tengo que admitir, por si no lo han notado, que el humor japonés generalmente no me hace gracia, simplemente porque lo veo ubicado siempre mal, siempre fuera de tiempo, siempre en situaciones en las que no cuadra. Por ejemplo, la escena de Sakura destrozando la casa la consideré muy WTF, es verdad que corresponde con el personaje pero yo lo sentí fuera de lugar. Lo que sí he de admitir que me dio gracia fue la escena posterior, en la que la casa se derrumba, ella pone los ojos en blanco y murmura “oh no, el alquiler”, eso sí es humor, jaja.

#spoiler2 > div {display: none;} #spoiler2 > div:target {display: block;}

Sai, Shikamaru, Kakashi, Shizune, Chouji, Shino y Yamato también hacen una breve aparición, pero ni siquiera puedo decir algo de ellos pues aparecen por dos viñetas y ya. Diría que Shikamaru es el que más se luce porque al menos tiene algo de diálogo que muestra cuál es su posición dentro de esta nueva aldea al mando de Naruto. 

¿Esos son todos los personajes? ¿Es que no tenemos ningún villano? ¿Acaso podrá ser que este shonen de peleas haya evolucionado y nos brinde una miniserie en la que no haya villanos, pues lo más importante es el drama familiar? Vamos, a quién queremos engañar, por supuesto que hay un villano. ¿Recuerdan esa escena del número 700 en la que Sasuke se va de la aldea y voltea porque cree que alguien lo está siguiendo? Los fans no pararon de especular sobre lo que había sucedido ahí, porque obviamente no era algo accidental y Kishimoto quería que le prestáramos atención a ese momento, de hecho yo estuve quemándome la cabeza desde entonces, ¿era un cliffhanger para la próxima película? Habían dejado un gancho ahí muy grande y todos lo notamos. Pues aquí lo resuelven. Y resulta que el malo de turno eeeesss (redoble de tambores)… el malo de turno. Nada más. Podría ser cualquier villano de un capítulo de relleno que nadie recordaría, porque es así. Sólo está ahí para que Naruto y Sasuke puedan darse unas hostias con alguien, venga, nada más. Tengo que admitir que captaron mi atención en el final del segundo capítulo, pero eso fue todo, después pasó a ser el típico villano de segunda que… no, de tercera… no, de cuarta.

Spoiler

El nombre del villano de este spin-off es Shin, un antiguo sujeto de pruebas de Orochimaru que actúa por su propia cuenta y tiene un ejército de clones desechables a su servicio. Uno de esos clones, que también se llama a sí mismo “Shin”, es quien ataca primero a Sasuke, él era quien lo estaba siguiendo al final del número 700. Y, ¿qué es lo que quiere este nuevo villano? La resurreción de Akatsuki. Por favor. La mejor parte de Shippuden probablemente fue la saga de Pain, y toda la saga de Akatsuki tuvo un muy buen nivel, pero esa parte de la serie ya ha terminado, no pueden continuar con eso… es verdad que Tobi continuó vivo hasta el final de Shippuden y logró controlar al Juubi como ellos querían en primer lugar, pero sólo queda un miembro, ya no es una secta satánica si sólo tiene un miembro. Tengo que admitir que por un momento me sorprendí al ver el brazo de Shin, pues creí que en realidad se trataba de Danzou. Shin es prácticamente un robot, no parece sentir ninguna emoción y se la pasa escupiendo exposición con la cual ¿entendemos? su forma de pensar y lo que quiere lograr, la visión que tiene él de lo que es la “evolución de la humanidad”. El problema es que ya he visto tantos villanos robóticos que ven a los humanos como bolsas de sangre que sólo sirven para fines mecánicos, que a este punto ya me han cansado, además de que Shin no aporta nada nuevo ni tiene nada destacable. Como dije antes, podría pasar totalmente desapercibido como un villano del relleno #301. De hecho, así es como pasará, porque no vi ni oí a nadie hablando sobre él.

#spoiler3 > div {display: none;} #spoiler3 > div:target {display: block;}

En fin, ya que Naruto es básicamente el ser más poderoso de la serie en este momento (con Kaguya, el Sabio de los Seis Caminos y Madara fuera del tablero) y derrotaría a cualquier enemigo simplemente con darle un soplo, el manga utiliza el recurso de hacer que nuestro personaje superpoderoso esté fuera de forma y no pueda darlo todo en el combate, de modo que el villano de turno logra ser rival para él. Esto resulta bien, ya que de lo contrario los combates terminarían en un abrir y cerrar de ojos. También vemos a varios personajes que debo admitir, fueron una total sorpresa para mí y no me los esperaba, todos cumplen pero dejan cabos sueltos (¡de nuevo!) y lo que al final me hacen pensar es que acabarán haciendo más spin-off, o más películas, para cerrarlos.

Spoiler

Del personaje sorpresa del que hablo es obviamente Orochimaru, quien parece mucho más joven que antes, ¿qué diablos anduvo haciendo todo este tiempo? Lo habían dejado completamente abandonado en el final del manga, de hecho ni siquiera aparece en el último número, sino que la última vez que lo vemos es con los miembros de TAKA, están allí mirando y ya está, no nos explican nada de qué acaba haciendo de su vida. Lo malo es que aquí tampoco nos lo muestran, ¿se supone que está evangelizado también? Aparece en el número 7 y ¡pum! Ya está. Aún así me gustó mucho su aparición, a mi parecer él y Pain fueron los dos mejores villanos que tuvo la serie (Sasuke casi no cuenta porque cada dos capítulos volvía a hacerse bueno) y creo que en Shippuden lo desperdiciaron bastante. Suigetsu también hace una breve aparición y sigue conservando toda la caradurez (¿es eso una palabra?) de su personaje.

#spoiler4 > div {display: none;} #spoiler4 > div:target {display: block;}

Sonará extraño, pero hubo más momentos en este manga que me llegaron al kokoro que en todo el final de Naruto, ya que en el final de la serie tronco lo que me llegó fue el hecho de que la serie se estaba terminando, y las páginas iniciales y finales que eran claramente un tributo al primer número de la serie. Pero estos 10 números tienen un contenido mucho más profundo, en especial valoro lo que han hecho con Sarada, ya que nos presentaron un personaje nuevo del cual no sabíamos nada y lograron que sintiéramos algo por ella, que nos pusiéramos en sus zapatos, un personaje femenino fuerte y que hace las cosas por sí misma, ¿cuántas veces vemos eso en el mundo del manganime, o incluso en cualquier tipo de obra cinematográfica o de animación? Kishi también hizo un buen trabajo con la versión adulta de Naruto, que es el personaje adulto que más ha “crecido”, no de edad sino como persona, ya que Sasuke sigue siendo el mismo emo, Sakura la misma… la misma Sakura, etc. El punto fuerte de este spin-off es sin duda Sarada y los momentos emocionales, los diálogos y los momentos en que la narrativa es mediante sólo imágenes, mostrándonos momentos que nos llegarán al kokoro. Si mi madre lo hubiera leído seguramente habría derramado lágrimas en cascada.

Spoiler

Mención especial al momento en que Sarada activa el Sharingan en el final del capítulo 7, y también a la escena en la que Naruto ve que Sarada es un reflejo de él en el capítulo 8, ese momento en el que Sarada se siente sola, como si nadie la entendiera o apoyara, que es justamente como él se sentía ya que no tenía padres. Su relación con Iruka y con Sasuke, los lazos que habían formado pese a que no eran familia, así es como Naruto le recuerda a Sarada que no importaba que Sakura en realidad no fuera su madre, lo importante era el amor que compartían. Las dos escenas en las que tocan la frente de Sarada, primero Sakura y después Sasuke, ¡oro puro! Eso en verdad te llega al kokoro. Me resultó muy extraño que no le hayan dado ningún uso en absoluto al Sharingan de Sarada, seguramente se lo están guardando para la película de Boruto o para algún otro spin-off en el que aparezca la hija de Sasuke. Para destacar también la escena en que Sarada nos recuerda a Sakura destruyendo el suelo a la vez que grita “Shanaroo”.

#spoiler5 > div {display: none;} #spoiler5 > div:target {display: block;}

¿Y qué pasa con el dibujo? No he analizado nada de Kishimoto antes, así que allí vamos. Su trazo es muy limpio y correcto… quizás demasiado. Cumple muy bien, los personajes tienen muy buenos diseños y están bien detallados, los reconoces a todos a kilómetros de distancia y tienen buena cantidad de detalle, no hay ninguno que parezca soso o hecho a las apuradas. Hay muy pocos planos generales en los que veamos los fondos, las aldeas y los edificios, pero cuando los hay, son muy buenos. El problema es que a veces el trazo me parece demasiado simple, como si le faltara jugar con las sombras, sea utilizando un rayado o con grises (inexistente aquí), no hay escala de grises ni nada de eso en situaciones en las que debería haberlos para dar mucho más detalle, en especial en cuadros que ocupan casi toda la página y los personajes no se lucen tanto porque parece que estuviera dibujado sólo su contorno. Otro problema que tuve siempre con Naruto es que el mangaka no sabe cómo expresar ciertas cosas en algunos cuadros, no se le da bien hacer cuadros pequeños en los que, por ejemplo, el personaje saca un shuriken de su bolsillo. Muchas veces tienes que ver más de una vez estos cuadros, darlos vuelta y releer toda la página para poder comprender lo que está ocurriendo. Ese es un tremendo punto en contra y la verdad no sé cómo nadie de su equipo se lo hizo ver, pues lo siguió cometiendo después de 700 números. Más allá de esos dos puntos, el dibujo cumple bien.

Entonces, ¿cuál es mi opinión final? ¿Vale la pena leerlo? Por supuesto que sí. Si eres de los temerosos como yo que creías que este manga iba a destruir lo que significaba Naruto e iba a echar por tierra la franquicia con el único objetivo que hacer dinero, pues déjame decirte que estábamos equivocados. Fue una sorpresa grata este manga, en especial el toque dramático y su personaje principal. Tiene sus problemas y obviamente ha dejado varios cabos sueltos para que se resuelvan en la película de Boruto y en próximos spin-off (estoy seguro de que habrá más), pero éstos son opacados por sus puntos buenos… además, tengamos en cuenta de que son tan sólo 10 números. Yo lo recomiendo, especialmente si no te gustó el final de la serie principal y quieres saber más. Y si te encantó el final de Naruto, entonces también puedes leerlo, pues complementarás la experiencia. 

Puntuación: 7.0/10


Lo bueno:

– El personaje de Sarada es excelente, sorprende que hayan podido crear un personaje tan bueno y desarrollarlo en tan sólo 10 números.
– Naruto sigue siendo tan carismático como siempre y ha crecido como personaje, ahora siendo más responsable dado su puesto como Hokage.
– Deja un poco de lado las peleas para darle más protagonismo al drama, lo que le sienta genial.
– Tiene momentos muy emotivos que te llegarán al kokoro y deberás pensar en explosiones y motocicletas para no parecer afectado emocionalmente.
– Cerraron algunos cabos sueltos que habían quedado en el capítulo 700.

Lo malo:

– Chouchou es uno de los peores personajes que he visto en el año, casi parece que su misión fuera arruinar cada escena en la que está.
– Sakura y Sasuke, al contrario que Naruto, no han crecido como personajes y después de años siguen siendo los mismos que eran al final de Shippuden.
– El dibujo se vuelve flojo en algunas partes y hace que sea difícil seguir la acción.
– El villano es totalmente olvidable y de relleno.

Puedes descargar gratis el manga completo aquí.

Escrito por
Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Tú decides!

0 0

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.Required fields are marked *

Puedes usar estos códigos y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up