Reseña de Area D, ¿el manga de los X-Men?

Hace 442 años, la estrella mas brillante de la constelación de verano Escorpión se convirtió en una supernova que tardaría 430 años en llegar a la tierra. El día que llegó y los 12 días después la noche desapareció de la tierra por culpa de la luz de la destrucción de la estrella, en esos días la gente de todo el mundo empezó a mutar sus cuerpos y de ahí nacieron lo que se conocerían como \”Altered\”. 12 años después los Altereds se consideran peligrosos para el resto de la humanidad, estos son cazados y llevados a una prisión en una isla, la isla llamada Area D.

La historia

Los tres jefes del Área

Nos presentan a Satoru, un Altered que está siendo llevado a la isla junto a otro grupo de prisioneros, donde se supone que vivirán mejor, porque es una instalación preparada para gente como él. Obviamente nos damos cuenta desde el primer momento de que esto es una mentira y de que en realidad los están llevando a una cárcel, o a un fusilamiento. Satoru es buena persona, pero un cobarde y se la pasará llorando por el resto de la serie. Sin embargo, su habilidad es de lo más interesante, llamada “Relojero”, la cual le permite desarmar objetos con sólo tocarlos. Accidentalmente acaba en una pelea con otro prisionero que intenta matarlo, y para salvarse, acaba siguiendo el consejo de una figura en las sombras que le dice que libere a un prisionero dentro de un container. Quien está dentro es un “prisionero de Rango S”, que es en extremo peligroso ya que puede copiar las habilidades de quien toque. Se revela que su nombre es Jin Kazaragi, y acaba ayudando a Satoru, salvándolo de su perseguidor.

El amplio cast del manga

Aparecen más Altereds, Kaito (quien mantiene su habilidad en secreto), la pequeña Mika (con la habilidad de abrir portales a otra dimensión) y la estúpida y sensual Rio (que puede atravesar paredes, ella había sugerido a Satoru que liberara a Jin para salvarse), que conforman un peculiar cuarteto de Altereds que acaban salvando el barco de sus captores de una amenaza de bomba por parte de uno de los oficiales que ha perdido la cabeza. Llegan a la isla, donde se encuentran con Enki, una muchacha que puede crear y controlar fuego y con los tres jefes de los grupos de la ciudad; Kidou del este, Asura del oeste y Gozu del sur. Los recién llegados deben alinearse con uno de ellos tres, pero Jin decide que no se unirá a nadie ya que se lo han ofendido llamándolo “experimento”. Aparecen como personajes de reparto el doctor Soga y la enfermera Mariko. Ésta última comenzará una especie de subtrama romántica bastante extraña con Kaito. Uno de los principales antagonistas es la jefa de seguridad, Jiga, una mujer exageradamente sensual a la que le encanta jugar con los prisioneros y acaba revelando un secreto del pasado de Jin, el cual hace que se gane el odio de todos los demás prisioneros, excepto de Enki, que empatiza con él y se une al grupo.

La trama principal finalmente comienza cuando aparece Ojo de Búho, el líder de la Unión Ubermensch, quien secuestra a Satoru, Enki y Mika, para obligar a Jin a que se les una. Como éste aún se niega, Ojo de Búho le presenta un ultimátum; debe asesinar a los tres jefes (Kidou, Asura y Gozu) en un plazo de 7 días, o sus amigos morirán. No seguiré hablando de la trama para no dar spoilers, pero es aquí donde presenciamos uno de los puntos fuertes del manga; la forma de analizar los poderes, de contrarrestarlos y encontrar las debilidades en Altereds que parecen invencibles. Sin embargo esto no es todo color de rosa, ya que algunas veces las soluciones son demasiado rebuscadas, o los poderes de tal o cual Altered sólo pueden ser contrarrestados por la habilidad que el personaje justo tiene ahora, etc.

Dibujo espectacular

Lo primero a destacar es el dibujo. Tiene un buen estilo, claro pero con detalle, destacable cuando tenemos que ver a los personajes, un poco soso con los fondos, paisajes y edificios, pero que sirve muy bien en las escenas de acción. Los personajes están muy bien definidos, cada uno es perfectamente reconocible y tienen gran cantidad de detalle, como ropa, expresiones, peinados y habilidades características. También tiene un buen manejo de las sombras y los grises. Destaco que en todo momento podemos seguir bien lo que está ocurriendo, no como en otros mangas en los que hay que darle vueltas a un cuadro para saber qué está haciendo tal o cual personaje, aquí se entiende todo de un solo vistazo e invita a ver más, a buscar esos detalles que el mangaka ha puesto ahí, no son dibujos hechos a las apuradas. 

De originalidad ni hablamos

La historia ya la hemos visto antes, de hecho de una forma muy similar, en los X-Men. Una parte de la humanidad adquiere poderes sobrehumanos, se los considera el siguiente paso de la evolución y que en un futuro reemplazarán a los Homo Sapiens; como consecuencia los políticos y militares ponen en marcha un proyecto para eliminarlos o contenerlos por el miedo que les provoca la idea (los Sentinelas en los X-Men y la Isla D aquí). Pero, ¿la historia es buena pese a la falta de originalidad? Recordemos que muchas obras gloriosas no existirían sin haberse “inspirado” en otras (como Harry Potter y los Libros de la Magia, Star Wars y Flash Gordon, Matrix y Ghost in the Shell, etc). Lamentablemente este no es el caso. La historia es el punto más flojo de la serie, es demasiado predecible y todos los elementos ya los hemos visto antes, incluso cosas que no he mencionado para no dar spoilers son calcos de arcos argumentales de los X-Men.

Lectura entretenida pero poco profunda

La lectura es sumamente veloz y nunca nos detenemos en diálogos eternos ni exposición, pero el manga muy pocas veces usa el recurso de “muestra, no cuentes” (una imagen dice más que mil palabras). La serie va de batalla en batalla y, aunque poco a poco vamos viendo qué es lo que quiere conseguir cada personaje (y con cada personaje me refiero a Jin y a Kaito, ya que del resto no sabemos nada y no tienen ningún trasfondo en lo absoluto), es recién en el capítulo 42 que el manga decide contar la historia. Sí, se toma algo de tiempo en frenar los combates y comenzar a mostrar la historia. Lo peor es que esto se nota demasiado, ya que al no haber contado nada durante 40 capítulos, ahora tenemos casi 10 capítulos de un flashback sin interrupciones en el cual vemos el pasado de uno de los personajes y entendemos su motivación. Y Luego a darnos de hostias de nuevo hasta que la historia vuelva a importar. Ese es el problema de la serie; la historia nunca es el foco, el foco son las peleas. Y es bastante triste, porque ese segmento de flashbacks la considero una de las mejores partes de la serie. Es un ciclo continuo de repetición, porque luego de veinte y tantos capítulos más, volvemos a tener una secuencia de flashbacks.

Protagonista aburrido con la fórmula de Kirito-kun

El personaje principal es Jin, aunque el primer número nos haga pensar que será Satoru (que desde el capítulo 20 es relegado a un rol menos que secundario). Su poder lo hemos visto antes, puede copiar las habilidades de la persona a quien toque, pero sólo puede utilizar una al mismo tiempo. Esto da pie a algunas situaciones interesantes, pero rápidamente vemos que la mayoría de los combates acaban en lo mismo; Jin copiando la habilidad de su rival para derrotarlo en su propio juego. ¿Cómo es la personalidad de Jin? Es un sujeto que quiere ayudar a los demás, traumado por su pasado y que es severamente aburrido y poco interesante. Es verdad que a medida que la serie avanza vemos fragmentos de su pasado, pero esto sólo sirve para mostrarnos por qué ha llegado a la isla, no nos detalla al personaje, es una hoja de papel en blanco, un personaje que es poderoso y ya, quiere impartir justicia pero nunca sabemos por qué. Me recuerda a Kirito, porque es el personaje principal que siempre gana porque el guión lo dice y que no tiene ninguna profundidad, no queremos saber más de él, no empatizamos con él, ni siquiera queremos que gane. Y como Jin es el personaje principal y se lleva siempre la gloria y todas las flores, esto se nota mucho, al punto de que deseamos ver a los secundarios en acción, saber más sobre ellos. Pero esto tampoco pasa. 

Secundarios sin mucha chispa

Así es como se compensa un mal guión

Kaito y Soga son los que obtienen más trasfondo, conociendo su pasado y sus motivaciones, dándoles motivos para hacer lo que hacen, y diría que son los dos mejores personajes. Especialmente Kaito, quien además de su historia de venganza también desarrolla una especie de sub-trama romántica con Mariko, a quien desea proteger. No develaré nada de Soga porque sería dar un spoiler del tamaño de la Isla D, pero su personaje está bien construido, aunque sea el típido cliché del doctor que actúa por debajo de la ley y fuma para darle un toque rebelde y “cool”. Satoru casi ni es desarrollado y se la pasa llorando todo el rato, incapaz de hacer cosas por sí mismo por su falta de confianza. Enki es la impulsiva, siempre está a la defensiva y no quiere confiar en nadie, pero obviamente acaba siendo atraída por un personaje con tanta sensibilidad como una piedra como lo es Kazaragi. Rio es el personaje del fanservice; su habilidad le permite atravesar dimensiones, pero debe hacerlo desnuda, por lo tanto siempre tiene que sacarse la ropa, lo que da pie a muchas escenas en las que ella “calienta” la situación. Algo gracioso sobre este personaje es que desaparece ni bien Jin se desmaya al llegar a la isla y desaparece completamente durante más de 20 capítulos. A nosotros nos explican el porqué, pero sus compañeros no lo saben, y no hacen ni un solo comentario sobre ello hasta que ella reaparece. ¡Qué coincidencia!

Villanos poco respetables

¿Acaso alguien dijo plagio de Prototype? No, claro que no

Aquí es donde el manga sí que toca fondo. Son prácticamente caricaturas, sólo dos tienen desarrollo y es enteramente mediante flashbacks, mientras que el resto sólo están ahí para cumplir su función, para hacer que la historia se mueva, como si fueran piezas de un ajedrez. De muchos no sabemos nada excepto que son “el malo de turno” y que quieren hacer sufrir al personaje porque sus jefes se lo exigen. Jiga, por ejemplo, es un personaje casi ridículo. Es una villana y punto, casi se entretiene con su trabajo y disfruta viendo sufrir a sus enemigos, pero esto nunca se explora más allá, nunca sabemos nada de sus motivaciones y en ningún momento se convierte en un personaje interesante o en un enemigo de temer. De hecho protagoniza varias escenas ridículas en la que sirve sólo al fanservice y a mostrar sus pechos, lo que no hace más que degradar al personaje como tal y que dejemos de tomárnosla en serio. Hablaré con más detalle sobre el ecchi más adelante. Ojo de Búho es un personaje envuelto en misterio, recién cerca del capítulo 100 nos enteramos de su origen y por fin se da un buen giro que no nos esperábamos. Por otra parte, su habilidad de cortar cualquier objeto con sus garras no es nada nuevo ni tiene mucha utilidad más que rebanar todo lo que se le cruza y ya. 

¿Desde cuándo el manga tiene dos partes?

Algo que me sorprendió es que el autor en algún momento decidió partir el manga en “Partes”, pero lo que es insólito es que no detalló esto en el comienzo de la historia. Lo normal hubiera sido ver las primeras páginas del capítulo 1 y leer “Parte 1, Capítulo 1”. Pero esto no ocurre, de hecho sigue como cualquier manga y de pronto nos muestra que “Ha terminado la parte 1”, nos dejan un cliffhanger del tamaño de un buque y a continuación comienza la parte 2. Este es un punto flojísimo del manga, porque de hecho estaba en una de las partes más interesantes de la serie cuando deciden cortarlo, dar un salto temporal y presentarnos a otros personajes. Mucha gente se replanteó si continuar leyendo en este punto, porque directamente parece un spin-off.

¿Alguien dijo tetas?

Lo importante, como siempre, la profundidad de la trama

El ecchi es la forma que tiene el manga que no es para adultos de “casi mostrar” cosas al público, de “calentar el asunto” sin ser demasiado explícitos. Es como esa escena sensual que tenemos en una película de PG 16, en la que no puede haber sexo explícito porque sino debería ser PG 18. Aquí pasa lo mismo. El asunto es que en las películas manejan esto de forma diferente, generalmente esa escena de sexo (explícito o no), la utilizan como muestra de que algo pasó entre esos dos personajes, o mostrar la naturaleza de uno de ellos (un hombre que va a un bar de strippers, o una mujer que se convierte en prostituta, etc), generalmente aporta algo, por más mínimo que sea, a la historia. Esto en el manga en general está muy mal llevado. El ecchi no es más que fanservice para producir erecciones en el público masculino que lee el manga y ya. Mencioné en mi review de Btooom! lo bien que estaba manejado el ecchi en muchas situaciones para analizar a los personajes, porque aportaba cosas importantes a la historia, en especial de Himiko. En Area D, no tiene razón de ser. Es sólo “insinuar” por insinuar, nada más. ¿Acaso hacer que dos personajes se disfracen de colegialas añade algo al manga? Por supuesto que no, ¡es puro fanservice! No hay un solo momento en toda la serie que justifique el ecchi.

Conclusión
Entonces, ¿es Area D recomendable? O, ¿es un buen manga? Los puntos ya los he expuesto. Por casualidades de la vida comencé a leerlo y lo terminé, pero después del final de la primer parte el manga va directamente en picada y el final es súper apresurado. Es de muy veloz lectura, tiene buen dibujo y es interesante la forma en la que analizan las habilidades de los Altereds, cosa que no vemos en cómics o películas de superhéroes. Pero la historia ya la hemos visto antes y mejor contada, la mayoría de los personajes son caricaturas poco interesantes y no tienen ninguna profundidad, además la narrativa lleva tan mal la historia que no logramos apegarnos a ningún personaje ni interesarnos por el pasado de (casi) ninguno. A quien le gusten los shonen de acción donde la historia y los personajes pasan a un segundo plano y lo que importan son los combates uno tras otro, pues probablemente le vaya a gustar, sino a encantar. Pero los que necesiten algo más para disfrutar una obra, como buena historia, buenos personajes, un buen ritmo y situaciones coherentes, pues esta obra no es para ustedes.
Lo bueno
  • Lectura veloz.
  • Combates con usos interesantes de los superpoderes.
  • El dibujo es excelente, nítido, claro y tiene buen detalle en los personajes.
Lo malo
  • La historia ya la hemos visto antes y está muy mal llevada.
  • Los personajes son en su mayoría planos y poco interesantes.
  • Los momentos cómicos y el ecchi quedan siempre fuera de lugar.
  • El segundo arco es inferior a la primera parte en todos los sentidos y los personajes son aún menos atractivos que los originales.
6.2
Decente
Guión - 4.5
Personajes - 3
Ritmo - 8.7
Dibujo - 8.9
Disfrute Personal - 6
Escrito por
Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Tú decides!

2 1

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.Required fields are marked *

Puedes usar estos códigos y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up