Reseña de Justice League (los Nuevos 52) Volumen 1: Origen

Siempre me ha gustado la Liga de la Justicia. Incluso en sus peores etapas y con los peores guionistas, este grupo siempre me ha fascinado ya que, sin importar qué tan mal los manejen, las personalidades siempre chocan y ver cómo interactúan es todo un deleite. No es que cada personaje tenga su propia gama de poderes sino que tienen formas de ver la vida completamente distintas. Cada uno tiene su concepto de lo que es el bien y el mal, de lo que debe o no hacerse, de los límites que está dispuesto a cruzar. Uno es el serio, otro es el de los chistes, otro es el líder, otro es el impulsivo, etcétera. Pero pese a todas sus diferencias, cuando el deber llama se unen para salvar el día, utilizando sus habilidades en conjunto como sólo ellos podrían hacerlo. No importa qué tan poderosos sean solos, juntos se complementan y son el mejor equipo de superhéroes. Eso es lo que define a la Liga de la Justicia, y eso es justamente con lo que nos encontramos en este primer arco, «Origen» (Origin, 2012), la primer saga de la primer colección de los Nuevos 52.

El comienzo de los Nuevos 52

Desde las primeras páginas del número 1 podemos notar de que esta colección será una buena combinación de acción, excelentes ilustraciones y personalidades que chocan una y otra vez. Ya que esta es la primer colección de los Nuevos 52 y la más importante, tiene la difícil tarea no sólo de introducirnos a este nuevo universo sino también a sus principales personajes. Cabe aclarar que este primer número toma lugar años antes que los demás números de los Nuevos 52, y es por eso que Batman es sólo una leyenda urbana, Hal Jordan es un creído que cree que se las sabe todas y Superman es sólo aquel alien de Metrópolis. Ni siquiera se los considera héroes y el término «superhéroe» no sale de la boca de nadie.

El dibujo

Estos seis números están plagados de acción y chistes. El dibujo de Jim Lee es extraordinario. Ilustraciones de página entera, de página doble, no importa qué recursos utilice pero sus diseños siempre son excelentes. Personajes bien detallados y su estilo es realista pero no por eso limitado: es capaz de crear todo tipo de escenas y habrá más de una ilustración que te quedarás mirando por un rato ya que tienen gran detalle. Visualmente, estos números son excelentes.

Personajes bien caracterizados

Green Lantern retratado

Lo que también destaca es la caracterización de personajes. En tan sólo seis números nos queda bien claro quién es quién y cómo es la personalidad de cada uno, aunque obviamente quedan algunas cosas por descubrir en posteriores números o en las colecciones individuales de cada héroe. Si ya conocías a estos personajes entonces ya lo sabrás todo, si por el contrario es la primera vez que lees un cómic de ellos, te resultará entretenido pero tendrás que informarte un poco acerca de los orígenes de cada uno pues es algo que se pasa totalmente por alto, excepto por Cyborg.

Guión que cumple sin deslumbrar

No hay mucho que decir del guión. Hay algunas frases ingeniosas y lo mejor de todo es cómo se las han arreglado para caracterizar a los personajes en el poco tiempo que han tenido, pero no pasa de eso. En un momento Batman se quita la máscara y le revela a Green Lantern que es Bruce Wayne, sólo para traerlo a tierra y que comprenda que es sólo otra persona, igual que él. Lo que le dice resulta, pero sigue pareciendo bastante forzado que Batman devele su identidad secreta así como así. No hay mucho más, estos seis números están plagados de acción y eso es en lo que consiste esta primer saga.

Darkseid decepciona

El villano de turno es Darkseid, el mayor villano de la Liga de la Justicia. Ha sufrido un leve rediseño pero sus poderes siguen siendo los mismos y sigue siendo increíblemente poderoso, al punto de poder enfrentar a toda la Liga de la Justicia él solo. ¿Quién es, qué quiere, de dónde viene? Nada de eso se responde y Darkseid, quien en otros tiempos daba frases legendarias y solía tomarse las cosas con bastante calma la mayor parte del tiempo (excepto cuando realmente lo hacían enojar) se limita a lanzar puñetazos y decir una y otra vez «yo soy Darkseid» como si necesitara presentación o como si a alguien le importara su nombre. Parece que en esta nueva versión no es muy listo que digamos.

Conclusión
En definitiva, un cómic entretenido. No tendrá el mejor guión ni desarrollo de historia pero los miembros de la Liga de la Justicia están muy bien introducidos, cada uno tiene una personalidad única y el dibujo es excelente. Recomendado para nuevos lectores ya que a partir de aquí podrán comenzar a leer otros cómics de DC. Eso sí, no se esperen una maravilla narrativa ya que éste es un cómic de acción y poco más.
Lo bueno
Cada personaje tiene una personalidad propia. Cada miembro de la Liga está perfectamente definido y es muy entretenido verlos interactuar, se siente auténtico, no como si fueran todos robots. Se sienten vivos.
El dibujo de Jim Lee es excelente como de costumbre. Sea para escenas de acción, para diálogos, ilustraciones a página doble o lo que sea que deba ilustrar, siempre hay una cantidad absurda de detalles y su estilo es realista.
Se lee rapidísimo, no es un cómic pesado ni que vaya a los tumbos. Lo más probable es que te leas todos los números de una sentada.
Lo malo
La historia es extremadamente simple y no hay tiempo para que se desarrolle el conflicto o para que podamos terminar de comprender las motivaciones de todos los personajes.
Darkseid aparece al final sólo para que la Liga tenga alguien a quien combatir, no cumple ningún propósito y resulta bastante decepcionante.
8
Más artículos
Reseña de Justice League (los Nuevos 52) Volumen 2: El Viaje del Villano