Reseña The Flash 48 al 52 (los Nuevos 52)

Esta es la última saga de The Flash antes de Rebirth, y comenzó a publicarse en febrero de 2016. La historia es simple: la policía ya no confía en Flash por lo sucedido en números anteriores y por tanto decide aliarse con los Rogues para capturar al velocista escarlata. Algo así como si Gordon hiciera su propio Escuadrón Suicida para capturar a Batman. Suena mal, ¿verdad? ¿Cómo alguien podría creerse algo de eso? Y eso que sólo es la premisa.

Resulta que Captain Cold trabajó codo a codo con la Liga de la Justicia y por tanto ahora ya no lo consideran un criminal. Vamos, esto es típico de los cómics. Un malo salva a un par de personas durante una crisis en la que los superhéroes necesitan ayuda de villanos para salvar al mundo de un mal mayor y por tanto se olvidan de todo. Pero de ahí a que Darryl acepte la ayuda de los Rogues para capturar al héroe de la ciudad… ojo, este intento de convertir a Flash en Spiderman no es nuevo. Durante la mayor parte de la historia del personaje, Spiderman fue odiado por la ciudad por culpa de los medios de comunicación (de aquí la importancia de J. Jonah Jameson), y la policía incluso le disparaba si lo veía.

Unos Rogues no tan Rogues

El problema (uno de los muchos) es que no vemos algo así en esta serie. Incluso vemos cómo la gente confía en Flash… claro que la ciudad no tiene vida propia como pasa en muchas colecciones del arácnido sino que sólo vemos las opiniones de unos pocos, pero incluso Wally pasa a apoyar a Flash. No tiene sentido que Darryl quiera capturarlo, es una excusa barata para abrir un arco nuevo en el que Flash deba pelear con los Rogues. Incluso llevan a Flash a prisión… en fin, la historia es bastante sosa pero es algo a lo que este cómic ya me tenía acostumbrado.

El acertijo es cómo este cómic no fue cancelado

-Déjame explicarte mi estúpidamente complicado plan…

Un nuevo villano se suma a la fiesta. Resulta que Riddler (el Acertijo) estaba detrás de todo. ¿Cómo? Pues no se sabe y ni siquiera intentan explicarlo. Se ve que Riddler se cansó de atormentar a Batman y por eso eligió otro desafío. Tiene cierto sentido que un personaje como Riddler busque la forma de vencer a Flash, pero la forma en que lo hace es directamente estúpida, y esto se debe a las inconsistencias de los poderes de Barry.

Es parecido a lo que pasa en la serie de televisión: villanos como los Rogues sólo pueden ser rivales para Flash si lo toman por sorpresa o si éste ha sido inmovilizado o sus poderes han sido reducidos de alguna forma. De lo contrario, Flash podría moverse a súpervelocidad todo el tiempo y no habría forma de que pudieran atacarlo. De hecho, los Rogues serían derrotados y ni siquiera sabrían cómo pues Flash los encerraría antes de que pudieran verlo. En fin, son cosas que pueden perdonarse porque Flash es un personaje difícil de manejar, pero los agujeros en el guión son tema aparte.

Todo se resuelve en un Flash

Correr un poco. Preferentemente tan lejos de este cómic como sea posible.

El conflicto se resuelve en las tres páginas finales. No, no es broma. Flash se une a los Rogues para derrotar a Riddler, lo vencen en media página, Darryl se disculpa con Flash por haberlo perseguido y dice que no lo volverán a hacer, los Rogues son libres hasta que cometan algún crimen y Flash dice que “sólo quiere correr un poco”, de modo que se va corriendo. Y termina la serie. Ojo, esto no hubiera sido tan terrible si éste no hubiera sido el último número. Queda todo en el aire. No se sabe qué pasará con los Rogues, ni con los superpoderes de Wally, ni qué será de la vida de Flash. Una de las peores conclusiones que he visto en un cómic de superhéroes, porque termina como si pudieran arreglarlo todo al mes siguiente con una nueva saga.

Conclusión
No recomiendo este cómic. Para nada. Para colmo el cambio de artistas le ha sentado muy mal ya que en cada entrega tenemos un dibujante diferente que tiene su propio estilo y nos "saca de onda". Debo decir, también, que ninguno de ellos se destaca ni nos entrega viñetas características ni que vayan a quedarse en nuestra retina. Sólo para pasar el rato y recordar aquellas épocas en las que los cómics de superhéroes trataban sobre un supervillano que presionando un botón destruiría el mundo. Aquellas épocas que yo creía habían quedado en el pasado.
Lo bueno
  • Se lee rápido.
Lo malo
  • Los personajes son caricaturas.
  • La historia es estúpida y no tiene ningún sentido.
  • La conclusión de la serie es patética.
3.8
Terrible
Guión - 2
Personajes - 3
Ritmo - 7
Dibujo - 5
Disfrute Personal - 2
Escrito por

Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Tú decides!

0 0

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.Required fields are marked *

Puedes usar estos códigos y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Sign Up